El Director Regional de SERNAPESCA, Dionisio de la Parra, anunció que el próximo martes primero de septiembre se prohíbe la extracción del recurso hidrobiológico entre las costas de Coquimbo y Biobío para resguardar su periodo de mayor reproducción. La campaña lleva el lema “Paremos el Merluzeo”.

A contar del 1° y hasta el 30 de septiembre, entra en vigencia la veda biológica de la merluza común en todo el territorio nacional. De esta forma, los pescadores podrán realizar sus capturas hasta el 31 de agosto, y de acuerdo al reglamento de Acreditación de Origen Legal, el recurso fresco puede ser comercializado hasta el cuarto día después de esa fecha.

Dionisio de la Parra, Director Regional de Sernapesca O’Higgins, indicó que “la merluza común, también conocida como pescada, es un recurso que permite a chilenos de menores ingresos la posibilidad de consumir alimento de gran valor nutricional. Y además, es fuente de trabajo para pescadores de la región, que este año han desembarcado 182 toneladas de merluza común en las caletas artesanales de la región”.

La merluza es el pez de mayor consumo humano en Chile, y un motor económico fundamental para el sector pesquero entre las costas de Coquimbo a Biobío. De ahí la relevancia de respetar la veda por todo septiembre, de cuidar el recurso en su peak de desove, para asegurar la sustentabilidad, y que las próximas generaciones puedan también disfrutar este apetecido pescado.

Resultados de fiscalización

La merluza común ha tenido un momento de recuperación en los últimos años, pasando de un estado de colapso a uno de sobreexplotación. Desde Sernapesca indican que las acciones de fiscalización han sido constantes tal como lo reflejan los indicadores comparativos de los últimos años.

“Siguiendo los lineamientos de la Dirección Nacional, establecimos un trabajo de control especial sobre el transporte de recursos hidrobiológicos en las carreteras de O’Higgins, toda vez que somos zona de tránsito, especialmente entre pesca que entra y sale desde Maule a la región Metropolitana. Estas acciones de fiscalización se han traducido en que hasta ahora llevamos 5.980 kilos de merluza común ilegal incautada”, detalló el director regional de Sernapesca.

Durante septiembre Sernapesca pide que “Paremos el Merluzeo”, denunciando la venta de merluza común en estado fresca, y optando por consumir otros recursos como: Merluza austral, Reineta Sierra y Corvina, o moluscos y crustáceos. Para que esta medida de veda cumpla su objetivo, se necesita la colaboración y el compromiso de toda la ciudadanía.