Pichilemu: Parafraseando el título de libro de un personaje importante de la comuna, podemos decir “De niño del mundo rural a estrella de radio y TV”

Fuente: www.pichilemunews.cl – 10.05.2021

Dentro de las características de nuestro ser nacional, somos reconocidamente “chaqueteros” y nos cuesta darle mérito a las personas que partiendo como un “myself man” logran posicionarse -aparte de un trabajo estable- en una ascendente trayectoria en un ámbito -como en este caso- es en las comunicaciones. Y en donde, en días recientes fue el moderador en el Debate de candidatos a alcalde, transmitidos por la televisión local.

Es en este ámbito, que casi casi logramos su pronóstico para lo que ocurrirá el domingo próximo, tras él término de las elecciones múltiples que se desarrollarán durante el sábado 15 y domingo 16 en todo el país. Pero algo nos dice entre líneas…

Como si fuera poco, ha desarrollado una destacada trayectoria en el servicio a la comunidad a través de bomberos y como servidor público.

Ya lo insinuamos en el titular. Siendo una comuna pequeña del secano costero de nuestra región, tenemos la particularidad de ser la cuna del primer Cardenal de la Iglesia chilena, lo que -sin duda- constituye al menos para el mundo católico un orgullo. Y uno de los libros que se escribieron acerca de él, su título decía “De niño campesino a Cardenal”, del escritor y sacerdote jesuita pichilemino Alberto Arraño Acevedo.

Pues bien, guardando las proporciones, nuestra creatividad tiene sentido, al descubrir la trayectoria que, con éxito a nivel local, ha desarrollado Fabricio Cáceres en las comunicaciones, quien es la cara más reconocida del canal de televisión local PichilemuTV.org

En efecto, lo vemos cuando podemos, y aunque por razones laborales hemos estado períodos fuera de la comuna, conocemos desde el año 1975 a la fecha, participaciones de Fabricio en diferentes facetas.

Quisimos hacer un artículo sobre su trayectoria y tras pedirle su colaboración para realizarla -nos agradeció con modestia nuestro interés- pero al acceder nos sorprendió cómo “abrió su mente y corazón”, demostrando que fue una buena elección. En realidad, más que eso. Es admirable y los invitamos a conocer cómo fueron sus inicios.

Fabricio Cáceres Jorquera, nació el 17 de abril de 1961 en la Casa de Socorro de Pichilemu. Sus primeros años los pasó en la localidad de Pueblo de Viudas donde vivían sus padres: Berenice de las Mercedes Jorquera Vargas, quien como muchas pichileminas se desempeñaba como lavandera y Ramón Antonio Cáceres Jorquera como uno más de los cientos de cocheros de la comuna.

Fue el cuarto de seis hermanos: Griselda de las Mercedes, Ramón Enrique (Q.E. P.D), Salvio Antonio, Fabricio, Honorino Iván y Cristian de Jesús.

Está casado con Loreto de las Mercedes Valenzuela Moraga. Un hijo, Fabricio Nicolás quien -con no poca satisfacción -dijo- “nos ha dado dos nietos maravillosos, Benjamín Nicolás y Rocío Belén”.

Asimismo, al dar respuesta sobre situaciones que le han afectado, nos confesó que la más grande “fue sin duda el dolor por la pérdida de mis padres, quienes se fueron en un lapso de cuatro meses. Mi madre falleció en Octubre de 1983 y mi padre en Febrero 1984. Y la partida de mi hermano Ramón Enrique hace cuatro años”.

Estudios

Consultado dónde realizó sus estudios, señaló: “Como te he contado, vengo de una familia sencilla y humilde” y recalca “mi madre fue lavandera de ropa ajena y mi padre cochero; pero así y todo, con mucho esfuerzo y sacrificio nos dieron estudio a todos los hermanos. Incluso, como debes recordar, en esos años la enseñanza media se estudiaba fuera de la comuna.

“Como decía. Viví mis primeros años en Pueblo de Viudas, en una antigua vivienda al lado norte de la capilla. Tenía 5 años aproximadamente cuando nos trasladamos a la Población Reina del Mar de Pichilemu, donde mis padres compraron una casa que solo tenía sus paredes y el techo. No tenía piso, cielo, ventanas, puertas, ¡nada!

“Fueron años difíciles -recuerda- especialmente en invierno, cuando la casa solo contaba con ventanas de nylon, las que con los fuertes vientos y las lluvias que en los años ’60 y ’70 eran realmente complicadas. Muchas noches nos despertábamos con nuestras camas empapadas porque los nylon se habían roto. Finalmente con el esfuerzo de nuestros padres se fue remodelando poco a poco hasta tener una cómoda y acogedora vivienda que se fue construyendo con mucho amor”.

Y acota: “Con el tiempo, en ese mismo lugar pude adquirir un terreno al lado de la casa de mis padres -al igual que mis hermanos Ramón y Salvio- y sigo viviendo ahí con la familia que formé”.

Y ¿dónde hiciste tus primeros años de estudio?

“Mis primeros años, de primero a tercero básico, los hice en la Escuela “Cardenal Caro”, que se ubicaba en la calle Dionisio Acevedo con O’Higgins”.

¿Recuerdas quién fue tu primera profesora?

“Por supuesto, cumplí hace poco mis sesenta -nos dice riendo y agrega- mi primera profesora fue la señorita Prosperina Quijada Arias”.

Aah, la Popi. Fue nuestra compañera de estudio en el Liceo Mixto “José Miguel Camilo” en el año 1963, en Primer Año de Humanidades. Y alcanzamos a estar parte de 1964, en Segundo Año…, le acotamos…

Disculpa, te corté tu inspiración… Continúa.

“Parte del cuarto a sexto básico, lo hice en la Escuela N° 116 de Pueblo de Viudas, donde mis maestros fueron don Guillermo Arraño Acevedo y don José Arratia Tilleria. Y el último año que estudié en esta escuela llegaron nuevas profesoras, las señoritas Rosa y Elena Silva López.

“Para hacer el séptimo y octavo año volvemos a Pichilemu, a la Escuela Básica N° 90-91, hoy “Digna Camilo Aguilar”.

“Con mucho esfuerzo, en 1975 mis padres me enviaron a la comuna de Quinta de Tilcoco para proseguir con mi educación media. Contaba con 14 años cuando llego a la Escuela Agrícola “Juan Leonardi”, que era dirigida por curas italianos. Ahí realicé mi primer año, pero estando estudiando el segundo medio, el colegio se cierra porque Chile rompe relaciones diplomáticas con Italia y pierdo el año. Debí volver a Pichilemu y me empleé con don René Cáceres en la Tienda “El Sol”, que estaba ubicada donde funcionó la Farmacia “Pichilemu y hoy funciona otro negocio.

“En 1977 reanudé mis estudios medios ingresando al Liceo B-17 de Santa Cruz Anexo Pichilemu. Realizo mi segundo medio y de ahí a Santa Cruz al mismo Liceo donde concluí mi enseñanza media en 1980”.

¿Y de ahí seguiste alguna carrera?

“Debido a la falta de medios económicos, no hubo posibilidad de seguir estudiando pero nunca dejé de soñar con un título profesional el que llegaría el 2017 al recibirme con distinción máxima de Técnico Superior en Prevención de Riesgos en el Instituto IPG”.

Trabajo

“Como todo niño pichilemino, empecé a trabajar a muy temprana edad. A los nueve años en la temporada estival vendía pan amasado en la Estación de Ferrocarriles a los turistas y locales que muy temprano a las 7 de la mañana partían rumbo a Santiago, ya de regreso de sus vacaciones o a los pichileminos que salían a comprar o hacer trámites personales.

De ahí volvía a la casa a tomar desayuno y muy luego ya estábamos con mis amigos vendiendo pan en las Carpas de los veraneantes que se armaban en las dunas y en la falda del Parque Ross”.

De chico trabajando duro…. ¿Y tiempo para disfrutar del verano?

“No. Hay más… Después de ir a almorzar a la casa, rapidito, junto a un grupo de chiquillos como a las dos de la tarde volvía a trabajar a la Quinta de Recreo Costa Azul. ¡Fui lava copas! Claro, primero llegábamos a recoger vasos y botellas por toda las mesas y la pista de baile, pero antes hacíamos el recorrido buscando monedas y billetes que se les caían entre el aserrín a los turistas un poco entonados ya con el alcohol durante las interminables noches de verano en esta Quinta de Recreo, monedas extras que nos ganábamos”.

Fotógrafo

“Terminado mis estudios de enseñanza media, mi época de trabajo se inicia en 1981 en el PEM y el POG donde ganaba 2 lucas mensuales que no alcanzaban para nada. Después me cambié a faenas agrícolas y forestales. Ya más estable trabajé en el Almacén “Piña” con don Óscar Piña Pino más conocido como el “Chico” Piña en el sector El Bajo. Con él estuve hasta el verano del 1986”.

A ver, cuéntame tu pasada por la fotografía, ¿alguna anécdota en la playa?

“En realidad, más que una anécdota, es lo que ocurrió cuando me enviaron a la playa con un cámara Polaroid, aquellas que en los años ’70 sacaban la foto en forma instantánea. Antes yo nunca había tenido una cámara en mis manos, así que dieron algunas instrucciones, me hicieron que tomara un par de fotos, que afortunadamente salieron buenas.

“Y eso fue suficiente y me largaron a la playa. Pero había tantos fotógrafos dando vueltas para allá y para acá que, sinceramente y sin la cancha de los demás, no me resultó ningún cliente. Eso no me amilanó, y me dije, acá hay muchos fotógrafos, voy a intentar más al sur y empecé a ir todos los días desde Infiernillo a Punta de Lobos, donde había no más de dos fotógrafos. En resumen ahí me fue bien y no puedo quejarme de esa experiencia como fotógrafo”.

Empleado en sector privado y público

“En Marzo de 1990, ingresé a trabajar a la tienda “Evelyn” del matrimonio Arenas Hidalgo, trabajando hasta el 31 de diciembre de 1993.

“El primero de enero de 1994 ingresé a la Gobernación Provincial de Cardenal Caro donde me he desempeñado en diferentes áreas a lo largo de estos 27 años.

“Entre otras como Director Provincial de Emergencia por 12 años, viviendo dos de las emergencias más grandes vividas en nuestro país como el terremoto del 2010 y los grandes incendios del verano del 2017, eventos que por su gran magnitud dejaron marcada mi vida de trabajo en esta área de las emergencias. Actualmente me desempeño en el Departamento de Extranjería desde mediados de 2017”.

Radio y TV

“En abril del 86 ingresé al Fundo San Antonio de Petrel y cada vez que me pagaban mi mensualidad me iba a Santa Cruz a pedirle al dueño de las emisoras “Colchagua” AM y “Ensueño” FM, don Jorge Villalón, que me diera pega en la radio que sabía iba a instalar en Pichilemu.

“Lo saqué por cansancio y cuando por fin se iniciaron las transmisiones de la Radio “Atardecer” el 16 de diciembre de 1986, junto a Jorge Nasser y Ricardo “Chicho” Calderón empezamos a trabajar en este medio de comunicación en el cual estuve por 29 años”.

Sin duda una muy buena escuela de aprendizaje. ¿Cuáles fueron las funciones que cumpliste en esa emisora?

“Primero como radio controlador y después ya como Locutor del programa “Compartiendo la Noche” que iba de lunes a sábado desde las 21.00 a 24.00 horas, programa que estuvo al aire por 11 años y puedo decir que ha sido uno de los trabajos que más satisfacciones me ha dado, por la sintonía que éste tenía”.

¿Y qué pudiste hacer en ese programa, aparte de elegir la música del programa, o también recibían pedidos musicales?

“Sí, obviamente, pero gracias al contacto con los auditores, y necesidades que se presentaban pudimos realizar decenas de campañas solidarias a través del programa, llegando a ser reconocido a nivel regional como el programa radial más humanitario de la región, por el periódico “El Mundo Rural”.

¿Y, aparte de ese programa, algo más?

“Posteriormente terminé de trabajar en la Radio Atardecer haciendo un programa de recuerdos todos los sábados de 09.00 a 13.00 horas. Su nombre era “El Tour del Recuerdo””.

De eso a la fecha van varios años, ¿cómo llegaste a la TV local?

“En el 2003 recibo una invitación de Yovanny Moraga a ser parte de la Agrupación de Audiovisualistas de Pichilemu, siendo parte de PichilemuTV Canal Comunitario.

“Desde el año 2005 participo ad honorem como conductor del programa “Cóctel de Sábado”, programa de TV de conversación que trata los temas más importantes y contingentes de la comuna, siendo este un programa abierto a la comunidad organizada y participativa, presentando y analizando sus problemas y sus logros. Si mal no recuerdo, en alguna ocasión te tuve de invitado.

“También participo en en programa de música del recuerdo traído desde la Radio Atardecer al Canal Comunitario en formato video “Tour de Recuerdos”.

¿Aparte de las autoridades y personajes del ámbito local que han asistido, alguien que por sus cualidades haya destacado o que te haya cautivado?

“Uffffff, me la haces difícil. Son tantos años y tantos invitados que ya ni me acuerdo, lo único que te puedo decir es que la mayoría han sido pichileminos, presidentes de junta de vecinos, bomberos, profesores, artistas locales, entre muchas otras personas…”.

¿Y hay algunos de esos invitados que por algún detalle sin más te haga recordar algunos nombres?

“Sí, me afloran algunos nombres, pero que quede claro, ello no significa que a los demás los desmerezca, sino es porque ellos son más conocidos y sus nombres han trascendido de nuestras fronteras. Estuvieron los pichileminos Ramón Navarro, uno de los más destacados surfistas nacional y con participación internacional; Jorge Urzúa, periodista que trabajó en TV Nacional; Marcelo Pino, importante Sommelier, el mejor de Chile en un par de ocasiones. Además, me recuerdo del “Chanta” Oñate, que hacía un programa de TV, que las comidas “no la comía”, se las devoraba, literalmente era el terror de las ollas; Alfonso Rodríguez, un camarógrafo de Chilevisión que grabó todas las películas de nuestro Director Yovanny Moraga, que además ahora es un gran amigo del Canal, entre otros. Sí, ellos son los que tengo más fresco en mi memoria”.

¿Y alguna sorpresa inesperada, quizás una mujer, actriz, artista de circo, etcétera?

“Algo así, podría quizás mencionar como la sorpresa más importante que he tenido, cuando una vez me indican que estará de invitado Camilo Arenas Jorquera, un importante artista pichilemino de la danza que reside en Francia. Yo no lo conocía y resultó ser hijo de mi prima Teresa Jorquera Urzúa (QEPD). Desde esa ocasión hemos seguido en contacto”.

¿Y llevas la cuenta de cuantos invitados has tenido, porque si mal no recuerdo tu programa ha tenido unas intermitencias, tiene casi los mismos años del Canal, o me equivoco?

“Bueno, en realidad no tengo en mente la cantidad exacta; pero si puedo decirte que son más de mil los invitados que ha tenido el “Cóctel de Sábado” y a todos los he tratado con la misma deferencia. Para mí todos los entrevistados son importantes”.

Teatro y Cine

“En 1977 participé en la representación teatral de la ópera rock “Jesucristo Superestrella” organizado por el Club Deportivo y Cultural Estrella Olímpica al cual pertenezco desde niño. En esta obra representé el papel de Simón Zelotes.

Está misma obra se dio en los años 1983, 1987 y 1993. En todas ellas representando el papel de Jesucristo.

Como dato importante, en esta obra en 1983 conozco a Loreto Valenzuela Moraga, quien hacía el papel de María Magdalena, quien más tarde sería mi esposa”.

Humm, un flechazo divino fulminante les llegó al corazón… Bromeamos…

“Si, algo así sucedió …, primero una linda amistad, pololeo y luego el matrimonio formal, de lo que jamás he dudado fue la mejor decisión de mi vida…”, nos contesta un tanto sorprendido; pero acto seguido, agrega: “Déjame decir algo más al respecto. Ella es mi cable a tierra, ella es quien me baja de la nube cuando uno se compra el cuento.

“A veces uno se cree un poco estrella y eso no es bueno, pero después con el tiempo te das cuenta que los talentos que Dios te ha dado son para ayudar a la gente y aportar en algo al desarrollo de la comuna y eso es lo que trato de hacer siempre”.

“En el año 1978 participé en la representación de la obra musical “El Violinista en el Tejado”. Ambas obras fueron dirigidas por el matrón del hospital de Pichilemu, Juan Carlos Godinez Medina. En cine tres son las películas en las que he actuado. La primera fue “Oro Blanco” realizada en el 2003 y que cuenta la historia de los salineros de Cáhuil, Barrancas y La Villa.

“Después en el 2005 fue “El Cocinero de Ross”, que cuenta la historia de amor entre el cocinero del antiguo hotel pichilemino y la hija de una conspicua familia santiaguina de los años 20 del siglo pasado. Y la última actuación fue el año 2009 en la película “Antes de la Multitud”, que cuenta la historia del primer surfista que llegó a Pichilemu. Las tres películas fueron dirigidas por nuestro importante guionista, director de cine y TV, el pichilemino Yovanny Moraga Paredes”.

Bomberos

“El 22 de Junio de 1981 ingresé al Cuerpo de Bomberos de Pichilemu, específicamente a la Primera Compañía de Bomberos de Pichilemu. Esta es para mí la institución más importante, la que más me llena de satisfacción. El servir a la comunidad, el ir en apoyo en los momentos difíciles de una persona, familia y la misma comunidad es para mí uno de los motivos importantes por los que estoy aquí en este mundo.

“Los voluntarios han depositado la confianza en mí para ocupar diferentes cargos en esta noble institución. Secretario de Compañía, Director de Compañía por aproximadamente 15 años y el cargo de Superintendente del Cuerpo de Bomberos en en dos oportunidades, en 1995 y desde el 11 de mayo del 2016 al 31 de diciembre del 2018.

“Actualmente soy Director Honorario del Cuerpo de Bomberos y Voluntario Honorario de la Primera Compañía, además de ser el Presidente del Consejo de Disciplina de la Primera Compañía”.

Música y Festivales de la Canción

Te vi en algunos festivales en mis tiempos de Corresponsal del Diario La Tercera. Cuéntame de aquello…

“El canto fue mi pasión desde muy niño, participando en varios festivales a nivel comunal y regional. Empecé cantando en los colegios a muy corta edad, participando en cuanto acto y evento se hiciera en los colegios y liceos donde estudié.

“En 1975 obtengo el Tercer Lugar en el Festival Estudiantil de la Escuela Agrícola “Juan Leonardi” de Quinta de Tilcoco. En 1977 formamos el grupo de folklore andino “Los Manques”, junto a Pedro Pablo Pávez Caro, Israel Pávez Clavijo, Luis Rojas Martínez y Julio González Barra. Ese mismo año obtengo el tercer lugar en el festival de la Primavera de Pichilemu.

“Cuando ingreso al Liceo Santa Cruz en 1978, me íntegro al Coro Polifónico dirigido por el maestro Burgos, participando en varias presentaciones a nivel regional. En 1979 empatamos en puntaje el primer lugar en el Festival de la Primavera de Chépica con un dúo femenino. Finalmente el público decide por aplausos y me quedo con el segundo lugar.

En 1980 obtengo el segundo lugar en el Festival de Verano en Pichilemu y el Segundo Lugar en el Festival del IRFE en Santa Cruz. En 1982 obtengo nuevamente el segundo lugar en el festival de verano en Pichilemu En 1986 obtengo el primer lugar en el Festival Pro Monumento al Cardenal Caro en Pichilemu.

“En este ámbito participé en muchos shows, aniversarios y fiestas de instituciones que solicitaron mi cooperación, ya sea cantando o animando eventos, entre ellos varias Teletones en mi comuna, bingos de Juntas de Vecinos, etcétera”.

Política

“Milito en el Partido Demócrata Cristiano desde siempre, creo que es por herencia de mis padres. Ellos nos inculcaron el pensamiento humanista y cristiano.

“En este ámbito sí debo dejar en claro algo muy importante, nunca me he valido de mi condición política para obtener algo en la vida.

“Fui presidente de la JDC de Pichilemu en mi juventud, siendo un activista en la lucha por volver a la democracia participando activamente en la campaña del NO.

“Fui candidato a concejal en 1996 pensando que desde ese lugar podría ayudar a más gente, finalmente no fui electo, pero eso nunca me ha impedido seguir ayudando y cooperando como lo he hecho siempre”.

Realmente en tu trayectoria, incluso paralelamente, has estado en varios ámbitos y con mucho éxito ¿Algo más en el tintero…?

“Esta es parte de mi vida. Nadie me ha dado nada, todo lo que tengo lo he obtenido con mi esfuerzo y mi trabajo con el apoyo siempre importante de mi esposa y mi familia por lo cual me siento orgulloso.

“Como todos no soy perfecto, he cometido errores y algunos me han costado caro y posiblemente he hecho daño a más de alguien y pido las disculpas por ello, pero de lo que sí estoy seguro es que nunca ha sido con mala intención.

“Amo la vida, amo a mi pueblo donde nací y donde vivo y me da mucha rabia cuando le hacen tanto daño a él y a su gente.

“La vida es corta y los invito a mirar el futuro con optimismo y a seguir luchando diariamente por hacer más grande a nuestra comuna a nuestro barrio, a nuestra familia y vivir en comunidad”.

Contingencia

Fabricio, creo que tu experiencia de años sin duda te da la experiencia para ser protagonista en momentos tan cruciales como son las elecciones, que en esta ocasión cobran especial relevancia. Y en días recientes fuiste el Moderador del Debate entre los siete candidatos a la alcaldía de Pichilemu.

No obstante -como se ha conocido- a estar confirmados los siete candidatos, finalmente participaron solo cuatro. Sin entrar en elucubraciones -las que dejamos a los lectores- ¿estás en condiciones de jugarte con un pronóstico acerca del ganador, o al menos entre cuáles -con mente y sin corazón- disputarán el curul municipal?

“Bueno, es efectivo. He participado en un debate de candidatos a alcaldes que se realizó en el Cine Royal, al cual faltaron tres candidatos… Uff, esto es meterse en la pata de los caballos, pero realmente creo que todos los pichileminos esperamos que se elija al mejor entre todos los candidatos, o por último el menos malo.

“No quiero ver de nuevo a mi pueblo y a los pichileminos sintiendo vergüenza por el mal manejo de nuestras autoridades como en los años 90 y 2000. Yo creo que lo comunidad no lo soportaría nuevamente y menos lo merece.

“En cuanto a un pronóstico, solo puedo decir que está difícil. Creo que hay tres candidatos que tienen más posibilidades que los demás, pero lamentablemente no te puedo dar nombres porque viene otro debate y el Director del Canal ya me pidió que sea yo quien represente a este medio, por lo tanto debo ser respetuoso e imparcial sobre este tema. ¡Nada que hacer!”.

Fotografías: Archivos “pichilemunews”/Álbum personal FCJ.