La ministra del Medio Ambiente visitó la región para anunciar el anteproyecto de la primera norma de olores en Chile. La normativa tiene como objeto que los planteles porcinos reduzcan sus emisiones de olor, obligándolos a mejorar su estándar operacional y mejorando la calidad de vida de los vecinos afectados por los planteles en la Región de O’Higgins.  

El miércoles 22 de julio, la Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt se trasladó hasta la comuna de Las Cabras, acompañada del Seremi del Medio Ambiente, Rodrigo Lagos y del Gobernador de Cachapoal, Felipe Uribe, para visitar a familias afectadas por malos olores provenientes de planteles porcinos, con quienes compartieron la noticia.

La Ministra Schmidt informó la publicación en el Diario oficial el Anteproyecto de la primera norma ambiental de olores que habrá en Chile: la Norma de Emisión de Contaminantes en Planteles Porcinos que, en función de sus olores, generan molestia y constituyen un riesgo a la calidad de vida de la población.

“En tiempos de pandemia cuidar la salud de las personas es lo más importante, pero hoy hemos dado un gran paso con la publicación de esta norma ya que los olores generan molestias en la ciudadanía y son un factor de estrés ambiental, por eso elaboramos la primera regulación de olores de Chile, con la que buscamos garantizar la calidad de vida de las personas, evitando que estén sometidas a olores molestos de manera permanente por algún plantel porcino cercano a su comunidad” afirmó la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

En Chile existen 103 planteles porcinos a lo largo del país. La mayor concentración de planteles de cerdos se tiene en la región del Libertador General Bernardo O’Higgins con un 40% seguido de la Región Metropolitana con un 35%.

El Seremi del Medio Ambiente, Rodrigo Lagos, agregó que “la norma de emisión de olores para el sector porcino obligará a los establecimientos a reducir sus emisiones, mejorando tanto su estándar operacional, como  disminuyendo la frecuencia y la concentración con la que se percibe el olor actualmente, si bien hay empresas que ya están aplicando  tecnologías que evitan olores molestos,  con esta norma estableceremos los niveles que garanticen  que el olor no afecte el bienestar ni la vida de las personas”.

Las exigencias que se mencionan en el Anteproyecto publicado hoy en el Diario Oficial señalan el cumplimiento de: un límite en la emisión de olor en el receptor, reducir la emisión de olor en fuentes como las lagunas de purines y exigencias de reporte de prácticas operacionales.

Luego de la publicación del anteproyecto, la norma será sometida a consulta pública, etapa en que la ciudadanía podrá realizar sus observaciones ingresando al portal www.consultasciudadanas.mma.gob.cl Debido a la pandemia, estos procesos están suspendidos temporalmente hasta el fin del Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe, por lo que se espera que esta consulta pueda realizarse durante el segundo semestre de este año.

Es importante consignar que, en nuestro país, la problemática de olores ha generado varios conflictos socio-ambientales, los cuales han afectado la calidad de vida de las personas, por lo que desde hace unos años se comenzó a generar políticas públicas que permitieran mejorar la situación. En ese sentido, en el año 2018, se publicó una guía de predicción y evaluación de olores en el SEIA, de forma tal de mejorar la evaluación de nuevos proyectos. Además, se priorizaron 5 sectores a regular, en orden de importancia: el sector porcino, el sector pesquero, las plantas de tratamiento de aguas servidas, las plantas de celulosas los sitios de disposición de residuos.

Vecinos de Las Cabras

Vecinos de la comuna de Las Cabras que participaron del acto, apreciaron el anteproyecto anunciado por la ministra, ya que de convertirse en norma ayudará a erradicar por completo la problemática de los malos olores en los planteles porcinos de la región.

Roberto Giadach, uno de los presentes y habitante del sector Llallauquén, comentó al respecto “hace más de diez años teníamos bastantes episodios de malos olores […] hoy en día los olores han bajado, la intensidad también ha bajado y eso ha sido producto de una corporación que existe en nuestro territorio, Corporación de Desarrollo y Protección del Lago Rapel“.

Lolei Schmidt, vecina de Las Cabras.

Misma opinión comparte Lolei Schmidt, otra habitante de la comuna, “ahora está bastante más leve, porque al principio eran muy fuertes los olores, pero ha ido reduciéndose y cuando teníamos era un mosquerío horrible”.

Giadach explica que los planteles de cerdos en La Estrella, Pocillas, Corneche y Valdebenito con los años han mejorado la manera en que manejan los olores y el guano, ya que antes los dejaban al aire libre lo que producía los malos olores. En cambio, hoy en día están confinados y los tratan para reducir la emanación de malos olores, pero todavía no se ha solucionado del todo, habiendo todavía algunos episodios de malos olores.

“Y eso nos preocupa como vecinos y está norma de olores nos viene para facilitarnos la vida, porque eso debería tender a confinar los olores hacia el recinto predial de cada uno de estos pabellones”, y agrega que ha sido la comunidad, como dicha Corporación, la que ha debido frenar la instalación de nuevos planteles de cerdos.

Roberto Giadach, vecino de Las Cabras.

Un dato importante que agrega Roberto Giadach es que los cerdos consumen 3 veces más agua que un ser humano lo que afecta principalmente a esta zona del secano costero que ha pasado por una sequía desde el 2009, ocasionando que existan zonas sin agua y deba ser la Municipalidad la que abastezca del preciado elemento a los habitantes.

“Vivir encerrado dentro de sus propias casas, acostumbrarse a vivir con las moscas, no puede ser, si pensamos que la misma Constitución nos dice que tenemos derecho como ciudadanos a vivir en un ambiente libre de contaminantes, entonces creo que este anteproyecto debería salir por norma definitivamente”, concluye Giadach.

Fuente: Seremi del Medio Ambiente de O’Higgins.