Hace unos días comenzó a funcionar en un costado del Hospital de Pichilemu una carpa para poder atender los casos no relacionados al coronavirus y así evitar el contagio dentro del recinto. El doctor Francisco Roa, director del centro de salud, dio a conocer las distintas medidas de resguardo que se han tomado.

Con el fin de enfrentar la actual pandemia de COVID-19 en la comuna, el Hospital de Pichilemu ha establecido importantes medidas en el funcionamiento del establecimiento, en el que destaca la reciente inauguración de una carpa de campaña ubicada en un costado del Servicio de salud. Esto responde a una política de segregación en urgencias que se comenzó a implementar en marzo, pero debido a un aumento considerable en el número de consultas en el ámbito respiratorio en comparación a consultas de otro tipo, se comenzó a utilizar la carpa para pacientes con sintomatología no relacionada al coronavirus.

Al respecto, el director del hospital, Dr. Francisco Roa, señaló que “esta carpa tiene las características de poder brindar atención para pacientes que consultan por causas no respiratorias, por lo tanto, si nuestros usuarios consultan entre las 8 de la mañana y las 20 horas, ya sea por algún accidente, algo que no tenga ninguna sospecha de COVID-19, será derivado a esta carpa donde hay un equipo completo incluyendo médicos, enfermeros y paramédicos que brindarán atención”. El objetivo de esta medida es evitar el contagio en la única sala de espera que existe al interior del recinto, estableciendo dos áreas separadas.

“Cabe señalar que los equipos (médicos) también tienen la instrucción de la atención inmediata. Apenas llegue un paciente debe ser atendido de manera inmediata. Si hay muchas consultas al mismo tiempo debe ser según el tipo de categorización” puntualizó el médico.

Director del Hospital de Pichilemu, Dr. Francisco Roa.

Urgencias

Actualmente, la sala de urgencias habitual está destinada totalmente entre las 8 y las 20 horas a la atención de pacientes que presenten algún tipo de sintomatología respiratoria, según la última definición de los casos de COVID-19. Según el Dr. Roa estos son: “fiebre, dolor de cuerpo, dolor de cabeza, compromiso del estado general, dolor de garganta, dificultad para detectar los olores o los sabores. En el caso de los niños es frecuente que se presente dolor abdominal o diarrea”. Los usuarios que cumplan este criterio, pasan a ser automáticamente casos sospechosos, por lo que son atendidos en la urgencia respiratoria.

Después de las 20 horas se realiza una sanitización en la unidad de urgencias y se mantiene el funcionamiento habitual “obviamente con su respectiva segregación, porque posterior a esa hora disminuye considerablemente la cantidad de consultas en nuestro servicio”, recalca el director del hospital, añadiendo que estas medidas quedan sujetas a cualquier tipo de modificación, dependiendo de los cambios de comportamiento que se presenten en las siguientes semanas, lo que será informado oportunamente a la comunidad.

Personal médico capacitado

El Dr. Roa señaló también que el hospital cuenta con un ventilador mecánico de transporte, el que está destinado a los pacientes más graves, ya sean casos de coronavirus sospechosos o confirmados. Además, se han extremado las medidas para realizar el proceso de intubación orotraqueal, con el fin de proteger al personal médico de los virus que puedan ser liberados al ambiente.

“El personal es competente […] desde hace varios meses hemos ido trabajando en la capacitación de nuestro personal médico con especialistas que nos han capacitado en el uso adecuado del ventilador mecánico” indicó el profesional.

Por último, el doctor hizo un llamado a toda la comunidad: “mantenerse en su domicilio, salir lo menos posible, solo en caso de que sea necesario para abastecerse, ya que actualmente existe transmisión en la comunidad. Existen pacientes que han evolucionado como caso asintomático”. Y en el caso de las personas que deben seguir asistiendo a sus lugares de trabajo llamó a no relajarse “evitar no usar la mascarilla durante su jornada laboral, hacer uso de alcohol gel y tomar todas las medidas correspondientes”.