Permaneció cerrada por varias décadas, en sus estanterías habían productos intactos los cuales fueron vendidos. Muchos Pichileminos pudieron visitarla brevemente, mientras los productos existentes fueron embalados y sacados.